Bernardo Arzate Benítez

Los pescadores.

 

 

 

Como si los mares fueran a quedarse sin peces,

los pescadores se han ido a las ciudades,

viviendo en ella falsedades,

y algunas verdades pocas veces.

 

Muchas redes estan abandonadas

de las manos que decían amarlas.

Bajo el sol esperan chamuscadas,

deseando que algun pescador,venga a besarlas.


Como una vela que se va quedando sin cera,

por el calor constante de la flama.

Así el mar por mas que al pescador aclama,

ahun espera...


 

Bernardo Arzate

 

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Ser pescador es el oficio divino que tenia Cristo en la Tierra como pescador de hombres amigo Bernardo
    Genial tu gran poema
    Un abrazo de amistad y afecto
    El Hombre de la Rosa

    • Bernardo Arzate Benítez

      Ciertamente,mi estimado amigo.Gracias por tu amable comentario.
      Y ciertamente Cristo,fue y sigue siendo un pescador de hombres.
      De hecho,alguien escribió alguna vez:
      "Es imposible conocer a Cristo
      y no amarle;
      es imposible amarle,
      y no seguirle"
      Un abrazo fraternal,Que tengas un día excelente.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.