Carlos Fernando

Fragilidad... frágil

Fragilidad, cualidad

de un vaso de cristal.

Y vale la pena recordar: 

el cuerpo es un vaso,

donde el alma vertida

toma conciencia de la vida.

 

Pero  se rompe fácilmente

porque el vaso es frágil

en el momento menos

esperado, de la forma

menos sospechosa.

 

Las nubes son frágiles 

se deshilvanan al pasar

tranquilas la bóveda azul.

O a pesar de su apariencia

aterradora cuando cargadas

con toda la energía de la

tormenta, precipitándose

a tierra, desaparecen al final.

 

Frágil es un niño en el vientre.

En su fragilidad, callado si

al cadalso es condenado

por alguna imprudente

que le lleva, sale en silencio,

como un pasajero indeseado.

 

Frágil, es el viento que toca

suave contra los muros,

si su velocidad es apenas

de unos cuantos Nudos.

 

Frágil es la tarde que brilla

con escarlatas y amarillos,

y se desgarra lentamente

siguiendo al que se oculta

en su curva decreciente.

 

Frágil es la grama de

hermosos tonos verdes.

Fragante, de un aroma

que se antoja respirar

profundamente como

para guardarlo todo.

 

Frágil por liviano el tiempo.

transcurre con su paso

Imperceptible. Irrepetible.

 

Frágil, como el amor que se

rompe con el menor descuido 

o y si de pronto cae en el olvido.

 

 

 

jueves, 21 de agosto de 2014

06:51 p.m.

 

 

 

Comentarios1

  • mariarl

    que hermoso y delicado poema



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.