Coback

Reacomodando Ideas

Aquí estoy de nuevo compartiendo agonía,

 soy yo de nuevo, el que cava tumbas para recuerdos,

 recuerdos los cuales nunca me he molestado en enterrar,

 pero se bien que esos recuerdos algún día me harán mal.

 

Sigo aquí vagando con una carga que no debo cargar,

dejando a veces objetivos que me prometí cumplir,

todo a veces pesa tanto que dudo poder seguir,

todo a veces es tan largo que prefiero dejarlo sin más.

 

Encontré las mejores armas contra el hombre,

estas se llaman amor e ilusión, son fáciles de usar,

durante un rato cree ser feliz el pobre,

pero arrebátaselas y nota como solo se destruye.

 

Déjalo caer de la nube en que lo subiste,

pero de vez en cuando, tómalo de la mano,

ya sabes para que sufra aún más, tan solo un poco.

 

Ahora pienso dar mi arma, a las mujeres que la han pasado mal,

creo ellas deberían usarla con patanes como yo,

tal vez así se sentirían un poco mejor,

así se podrían proteger de alguna manera eficaz.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.