Esteban Mario Couceyro

Ya no podré...

 

 

 

Hoy no escribiré, otro poema

He despertado abrazado a tu cuerpo

pero ya no estaba...

 

No pude soportar, asustado, la idea de perderte

verte así, en la penumbra, tan hermosa

como aquella primer noche juntos.

 

Me levanté y estoy en la ventana

mirando, como triunfa la luz sobre la noche

y en la calle, surge de a poco la vida.

 

Entre el alboroto de los  pájaros

recuerdo, la primera vez que salimos

ese hermoso día en las sierras.

 

El sol comienza a orlar un edificio

y viene a mi memoria, el día que te conocí

y no se por que razón, supe que te amaba.

 

La luz molesta mis ojos

giro y veo tu imagen quieta

tan distante...

 

Entonces me doy cuenta

acercándome a vos, intento besarte

abrazarte, inundándome en lágrimas.

 

Tus cabellos fragantes, como entonces

como esa primera vez, lloro

por que te tuve y por perderte.

 

No puedo mas

se que ya no podré despertarte

con caricias y pequeños besos en el cuello.

 

Se que debo dejarte ahora

sola, abrazada a mi cuerpo

lo lamento, debo irme...

 

Hoy no podré escribirte

un nuevo poema...

...ya no.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • Darkness.cl

    Conmueve tu poema amigo... su sensible recorrido toca el alma...
    Grato leerte...recibe mi abrazo.
    Nancy

    • Esteban Mario Couceyro

      Es doloroso, dejarse a si mismo, en la posibilidad de amar...
      Un afectuoso saludo
      Esteban

    • Beatriz Blanca

      Debe ser muy doloroso perder el amor y quedarse solo recordando lo grandioso que fue el haberse amado. Duele, y llega al alma. Transmites muy bien el sentimiento. Muy buen poema, muy logrado.
      Un abrazo sin cuerdas para agarrarse y no volarse.

      • Esteban Mario Couceyro

        Siempre, es morir un poco, el amor es nacer en el otro, pero hay desenlaces en los que el amor se queda dividido por el cese definitivo de la vida, en este caso del poeta, que no supo despedirse de otra forma.
        El viento, no puede con mis pensamientos, pues mañana habrá nuevamente un sol radiante...
        Te saludo
        Esteban



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.