Ricardo Ayestaran

Me cansé de amarte


Me cansé de zurcir cristales rotos,

me agoté de atar burbujas locas,

de interpretar silencios tangenciales,

de analizar miradas,

de periciar gestos,

detalles y mensajes

subliminales.

 

De vivir tensiones solapadas,

de equilibrar emociones subterráneas,

y galopar tormentas pasionales,

desbocadas,

                   insomnes,

                                   diagonales.

 

Me cansé de amarte y desamarte,

de esperar y desesperar.

 

De culparte y de perdonarte

de hablar y de escuchar.

 

De creerte y descreerte,

de buscarte,

                   de encontrarte,

                                           y de perderte.

 

Estoy harto de disculparme,

de sangrar,

                          y cicatrizar,

de fusionarme,

                          y sublimarme,

de embarcarme,

                          y naufragar.

 

Cuando las palabras se vuelven circulares

y los círculos no cierran,

 

cuando se acaban todos los pétalos,

de las míticas mancias florales,

 

cuando no hay espacio, ni aire,

y hasta las noches amanecen cansadas,

 

cuando todas las puertas se cierran,

y hasta la tristeza se aleja descalza,

congelada,

                  y enterrando lágrimas,

el amor se muere,

                         ... y todo se acaba.

 

 

Ricardo Ayestarán



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.