labartapena

HASTA LOS LIMITES DEL PENSAMIENTO.

Un día, es posible,
que escuchando
las notas de un piano
o los acordes de una guitarra,
te cuente, entre palpito 
de corazones, las horas
breves, fugases 
como un suspiro, 
que disfrutaba
mirándote pasear
por la verde hierba,
el sonrojar de mis mejillas
cuando tus ojos brillantes
me miraban, y el manto
de silencio que envolvía
mis labios peregrinos
por el libar el licor de tus besos.

Un día, entre copa y copa,
sabrás cuanto baile
al compás del vaivén de tus caderas,
como de tan solo 
rosar tu nombre,
un sorbo de vida nacía en mi;
como te desnude en sueños,
camine por tu cuerpo
y reventé mis ansias
en los acantilados 
del piélago de tu vagina.

Un día voy a develar 
con mis dedos las notas
del pentagrama de mi vida,
voy, por fin, a decirte que te amo,
que al aspirar tu aliento
me perdí del todo,
que es tan profunda
la esencia de tu cuerpo,
que sin tenerte me estremeces
hasta los límites del pensamiento. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.