Raúl Daniel

¡La puta que lo parió! (Cruzada por la vida)


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

 

Siempre quise escribirte,

pero nunca me animé,

si me preguntas por qué,

no sé que voy a decirte.

 

Yo era casi una niña[1]

cuando te fijaste en mí,

mi madre era dominante,

no me dejó decidir.

 

Que eras muy trabajador,

responsable y comedido,

que no había que elegir,

que eras muy buen partido.

 

Hicieron todo tan rápido

que, cuando me di la cuenta,

yo ya era tu sirvienta,

tu esclava y tu mujer.

 

Sí, nos habían casado, pero

¿y eso: qué?, ¿acaso yo lo quería?,

simplemente no sabía

mi derecho de mujer.

 

Después con tanto quehacer,

más los hijos que vinieron,

no podía ni pensar;

y el tiempo empezó a pasar.

 

Al principio no entendía

que era tu prisionera,

nada que yo quisiera

para mí, estaba bien.

 

Me obligabas a vestir

las ropas más anticuadas,

y de maquillaje ¡nada!

ni amigas a donde ir.

 

Sólo obtenía placer

a veces, de tus excesos,

en los pocos ratos, esos,

en que no solías beber.

 

Y me decía mamá,

¡que mis primas me envidiaban!,

(pero yo me preguntaba,

que me envidiaban, ¿por qué?)

 

Cuando te compraste la moto

ni me animé a subir,

siempre te tuve miedo,

(para qué te voy a decir).

 

Cuando mi tía me trajo

de Buenos Aires, un día,

un maquillaje completo

y me lo ayudó a poner.

 

Pensé que tal vez vendrías

temprano, para comer,

pero viniste bebido

y cinco horas después.

 

Me dijiste enojado

que parecía prostituta,

que si quería, me pagabas;

yo solamente lloraba.

 

Y empezaste a romper

muy despaciosamente,

botellita, pincelito,

la tapa y el espejito.

 

Ahí te tomé ese miedo,

que hasta ahora te tengo,

porque eres bruto, ignorante,

y no conoces respeto.

 

Con la radio y con la escoba,

me querías hacer feliz,

y me empecé a acostumbrar

a no llorar… ni reír.

 

Tal vez fue por esto último

que compraste una “tele”.

(o para mirar los partidos,

o para entretener los nenes)

 

Quizá pensaste que yo

miraría dibujitos;

pero otra cosa miré:

Programas para mujeres.

 

También por seguir novelas

y apreciar otras culturas,

supe que mi vida era:

¡una esclavitud muy dura!

 

Y comencé a pensar,

y comencé a soñar,

y comencé a creer

que me podía liberar.

 

Pero no me liberé,

seguí viviendo contigo,

aunque realmente hacía rato

que tenías otra mujer.

 

No sé como sucedió

o si lo estuve buscando,

no fue tampoco venganza

ni lo hice por rencor.

 

Yo hasta te tomé cariño,

pero el cariño no alcanza

a la hora del amor;

y otro hombre me encontró.

 

Sí, porque yo estaba perdida,

como olvidada de Dios,

como seca, como vieja,

¡como enterrada en vida!

 

¡La puta que lo parió!

 

 

Hoy te escribo estas líneas

porque ya me decidí;

los chicos se hicieron grandes

y uno está en Buenos Aires.

 

¡Y me voy a ir con él!

pero quiero confesarte

antes, un par de secretos

y con quien te fui infiel:

 

Con tres de nuestros vecinos,

con tu socio, tu amigo,

y hasta unas cuantas veces

con Pedro que es tu primo.

 

Ya no me queda respeto

ni para verme al espejo,

los dos nos hacemos viejos

y algo tendré que hacer.

 

Te voy a abandonar,

me voy a ir a mil quilómetros

para no volverte a ver,

¡no me vayas a buscar!

 

Aunque sea estos pocos años

que me quedan voy a ser:

simplemente una mujer,

¡libre como me hizo Dios!

 

¡La puta que lo parió!

 


[1] Otra forma de esclavitud que aún existe en algunas partes del mundo más, en otras menos, es la de llevar niñas o adolescentes al matrimonio con hombres que no son queridos por ellas (a veces ellas ni siquiera quieren casarse). Éste que presento hoy es un caso real, aunque la carta es obra mía y en la realidad la protagonista no se fue a ninguna parte, sino que sigue con su marido (y sus amantes también) aunque hoy por hoy, un poco más alegrada por la llegada de los nietos.

 

Comentarios9

  • la negra rodriguez

    Triste vida la de vivir por obligación con quein no se ama y trmnarse aceptandolol todo. En bueina jhora hy en día tenemos más posobiliodades de conocer el mun do a traves d ela tecnologia, muy buen poema.
    besos.

    • Raúl Daniel

      Gracias Silvi, la verdad es que la cruzada se fue, como era lógico hacia la violencia de género, que es el siguiente paso de el maltrato infantil, yo creo que son varios los que entendieron esto de la cruzada por la vida y se llamaron a participar, me alegra mucho que hayan echo suyos el tema..
      Y, ya más alegre, seguiré luchando..
      Ah!, me parece que nos estamos olvidando de los niños soldados, esos que en algunos países son reclutados para la guerra.. ¿Tienes algo al respecto?.. Yo no, tendría que inspirarme.. y no conozco casos.. ¿Conoces a alguno de los poetas de tu cuartel que viva en alguno de esos países que pasó por eso para hacerle el encargo?
      Espero respuesta..
      Un abrazo..
      R_D

      • la negra rodriguez

        claro Cefas es colombiano y según se los guerrillero y paramilitares los obligan a los emnores a ser soldados pero no se más de ello. Graciano cahcón tambien es colombiano

      • Hay 2 comentarios más

      • 4p0r14

        exelente, plasmaste muy bien la triste realidad, esta muy bien que se muestren, cosas que permanecen acultas, o ignoradas, una forma de conciencia. gracias por compartir este poema tan bueno

        • Raúl Daniel

          Me gusta lo que dices.. ahora "ve tú y haz lo mismo" (Cita)..
          Todos los poetas debemos tomar este trabajo, para eso tenemos este don..
          Gracias por compartir..
          Un abrazo..
          R_D

        • MARTA LUISA

          Realmente espectacular ,letras mas que bellas cargadas de realidad,felicitaciones .

          • Raúl Daniel

            Gracias Marta.. lindo tu comentario..
            Muchas bendiciones..
            Un beso..
            R_D

          • Cesar Zamora

            Exelentes versos, detallando un tema que es a nivel mundial, mi querido amigo Raul, un gusto leerlo, un abrazo

            • Raúl Daniel

              Sí, en todas partes se cuecen habas..
              Gracias por tu presencia..
              Un abrazo..
              R_D

            • Maria Hodunok.

              Espectaculares versos Raúl, de una realidad tan tremenda que se ve a diario y muchas veces termina en tragedia.
              Lo escribiste de una forma que nos llega al alma y ojalá puedan leerlo esas muchísimas mujeres, que, muertas de miedo, viven encerradas en un infierno.
              Mis felicitaciones, poeta.

              Cariñitos argentinos y gracias por compartir.

              • Raúl Daniel

                .. y contagiando a sus hijos con el miedo que se vuelve palpable en esos hogares (bueno, que deberían serlo)..
                Un abrazo..
                R_D

              • El Hombre de la Rosa

                Soberanamente épica tu bien escrita y rimada extraordinaria poesía estimado poeta y amigo Raúl Daniel
                Gratificante y hermosa
                Saludos de afecto y de amistad
                El Hombre de la Rosa

                • Raúl Daniel

                  Gracias Críspulo por tu presencia en esta cruzada.. Un abrazo, amigo..
                  R_D

                • claudia07

                  triste situacion , la exclavitud y violencia emocional es mas dolorosa que la fisica a veces , ojala las mujeeres tengan coraje de librarse de todo ese maltrato antes que sea tarde , besos

                  • Raúl Daniel

                    Lo peor es, Claudia, es que cuando más tardan, más "sellan" con el horror a sus propios hijos.. y luego ellos hacen lo mismo..
                    Un gran abrazo..
                    R_D

                  • Hugo Emilio Ocanto

                    ¡La puta, papá. qué tema!
                    Pero cómo no va a avanzar esta cruzada con los temas que ustedes escriben...
                    Aplausos, poetas, poetisas!
                    (Pido el próximo que hable un macho. Un actor te interpreta cualquier personaje, pero no me ayuda mucho la voz, tengo que afinarla...ja, ja)
                    Un abrazo, poeta querido.
                    Hugo Emilio.

                    • Raúl Daniel

                      Tranquilo Hugo.. qué tú también haces tu parte..
                      Gracias amigo y bendiciones ¡y cuídate..!
                      Un gran abrazo..
                      R_D

                    • Tizzia Holwin

                      Una triste realidad que alcanza creo yo a todos los países
                      Una práctica que pareciera de siglos atrás y tan actual como el mundo cibernetico.
                      Es labor del poeta alzar la voz y tu lo has claro y fuerte.

                      Un abrazo



                    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.