Ted Uriel Blade Santiago

Tu no estas sola




Dime qué ves en el espejo cuando empieza un nuevo día
y piensas que nunca más volverá a ti aquella alegría,
qué sientes en tu pecho cuando escuchas las palabras
que te dicen, y duelen; como un jarro de agua fría.
¿Por qué dejas que el resto te señale?
¿Por qué dejas que te miren a los ojos y te digan que no vales?
Permites que te humillen de esa forma a cada instante
te quedas de brazos cruzados como si no importase.
No puedes seguir dejando que la vida te odie
porque tú no lo mereces, tú eres alguien importante,
pero debes valorarte y plantear cara a cada desastre
levántate de ese pozo que en el fondo tú creaste...
Dime de corazón si quieres seguir adelante
no mires a otro lado, no creo que tu alma aguante,
sólo quiero ayudarte, deja que te enseñe algunas cosas;
yo estoy aquí para escucharte...
Cuando no encuentres amor dentro de tí,
Tú no estás sola, yo estoy aquí,
Para hablar de tu interior, para sentirte mejor,
Tú no estás sola, yo estoy aquí.
El Ave Fénix

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.