Atin58

La puerta

 

Nunca supimos que había

                 detrás de la puerta

pero a veces

un olor a alga nos erizaba el cuerpo

un extraño calor nos cercaba la piel

Jamás supimos si había cielo

                              detrás de la puerta

si el cielo era azul

pero a veces  escuchamos el paso

                                   del chubasco

imaginamos el césped

inundado  por las huellas de otros

 

Desconocíamos si había rosas

ventanas de cristal      palomas

pero a veces

un vuelo surcaba  nuestra memoria

y un extraño perfume impregnaba 

                                     nuestra ropa

Ahora que sabemos la verdad

reconocemos que valió la pena

inventar una puerta  entre el sueño y nosotros.


Comentarios1

  • Ferbipe

    Excepcional, se reconoce una buena obra cuando se lee, muy profundo...

    Saludos. Ferbipe.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.