poeta del mictlan

Sin flores, sin verano.

Nunca tuve la necesidad de escribirte nada Ahora que te escribo, mi alma se va en estas palabras:   El palpitar de las hojas de otoño Suspiran por regresar a la tierra, Bailan suavemente hasta que se dejan caer, Surfeando en la nada Danzan alegremente, Sueñan en volverse nutrimentos Para reencontrarse con su árbol,
Para florecer en primavera Y dar frutos en verano.   Ahora que te vas Se rompe el ciclo, Las dinámicas se invierten, Retroceso entre las sombras.   Voy contando las heridas Que te hice, Que me hice, Voy recolectando los lamentos En mi canasta de sufrimiento.   Formo el camino entre la maleza, Para encontrarte, Pero estoy perdido Con miles de brújulas En mis manos, Las estrellas no me guían Solo se burlan de mi De la miseria En la que me revuelco.   No tengo método Para amarte, Mis versos son anárquicos Al igual que mis sentimientos.   Una vez soñé cosechar Un sueño Ahora veo Que solo sembré pesadillas .  

Comentarios2

  • Isis M

    Lastima que el final sea tan desgarrante...saludos y besos

  • espiritrompa

    El camino se traza con las huellas, lo hacemos a cada instante con cada movimiento, los ciclos son infinitos, nos rebasan, sigue caminando.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.