Gladys María Henao Cortez.

Tú Que Un Día

Tú que un día me motivaste

A volver a enamorarme.

Tú que un día me alegraste mi  vida,

Cuando mi corazón estaba solo.

Tú que un día  te importe,

 que alegre más que tú vida.

Tú que un día caminabas a mi lado,

Tomado de la mano, no imagine

Lo maravilloso que fue.

Tú que un día fui tuya, bajo cobijas;

hicimos tibiar nuestro cuerpo.

Tú que un día ; partí… Llegue

a la morada; confiada de seguir

Con nuestro amor. Cambio.

Tú que un día me robaste

ese sueño de seguir queriéndote;

ahora quiero saber. Que queda.

Recordar lo que no fue.

Mirar hacia atrás, sin ver.

Quererte sin estar.

Tú que un día te conocí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.