Mauro Enrique Lopez Z.

Dama con su guitarra.

 

Llegó la noche y vi pasar una dama con su guitarra

le dije buenas noche

ella lo hizo tambien

le pregunté usted arregla canciones?

Dijo que sí

Quiero que lo hagas con uno de mis versos

a lo Pablo Milanés, ella empezó a reirse

No cree en mí, le mostgraré unos versos y verá

que no estoy mintiendo

mejor nos vemos más tarde

y la esperado

y hasta el día de hoy no lo hace y

creo que no lo va a hacer

y la que la conocen dicen que se fue a Atacame

entre mar, playa ,canoa ...

y a mí me dejó inspirado esperándola.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.