moira

la muerte toca mi puerta

La muerte toca mi puerta,
la miseria de mi vida, ahora, esta pagando sus consecuencias;
luego de haber sido yo, una persona perversa,
de haber odiado sin fundamento, ultrajar los sentimientos mas puros y
deshonrar al amor… no cabe en mi modestia, ni perdón
nisiquiera una súplica al “Señor”
?para que vivir, si ahora estoy descarrilado sin ninguna huida?
si eh de morir que sea ya mismo, ya no hay vuelta  atrás;
me avergüenza mi pasado,
estoy afligido por no haber amado
ya estropee mi vida… y ahora quiero una muerte tranquila.
Se que nadie me va a llorar, ni a extrañar
después de haber sido un canalla… de matar, violar,
si lo acepto soy un asesino y ahora en la hora de mi muerte,
es hora de que la muerte sea el homicida y yo el sacrificado.
No me arrepiento de mi pasado, igual lo pasado, lo ocurrido, ya fue es  ataño
solo espero que llegue la clemencia a mis victimas
pues en ese ayer estaba trastornado por los demonios de ojeriza
y si nunca llega el perdón, no me importara.

 

Es la hora de mi muerte 11: 23 PM
le digo adiós a este mundo
por fin creo que descansare de los sentimientos impuros
cierro los ojos y muero en el desamparo del hombre
y la nostalgia de mi ser…
adiós mundo cruel


Comentarios2

  • Alvaro Maestre

    A todos nos llega esa hora.
    Pero no debemos buscar excusas para merecerla.
    Los hechos que uno ha cometido, si molestan , son cargos de conciencia que están pesando.
    Los errores del pasado pueden ser corregidos y esa, precisamente no es la forma,

    Saludos,

    Alviz Neleb

  • Pecharovich

    Personalmente no noto un arrepentimiento en el personaje, lo que si se nota es una actitud ambivalente y supongo por los antecedentes del personaje ficticio. Además de esto es un personaje que por nada se ha despojado de su carácter soberbio, pues no le importa las opiniones de los demás. Es un personaje fantasioso, soñador, dueño de sus conceptos, incluso, en el tema de la muerte. Cuando leí este poema me originó sentimientos no de tristeza, sino de amargura y decepción. Si la intención fue deslozar tristeza en los lectores creo entonces que hay que articular bien todo el poema, pero si fue realmente el objetivo mostrar la ambivalencia del personaje, me parece bien, aunque esos finales de 'despedirse del mundo' (quitarse la vida) no son siempre necesarios para cerrar con broche dorado la obra y así poder capturar la atención. Finales así parecen una buena opción, pero pueden terminar siendo muy simplistas. Es una apreciación personal, espero no lo tomen a mal, Gracias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.