Un Rincon Infantil

La caida del obelisco (Retahíla)


Un perro pateó un obelisco
y el obelisco se cayó,
el obelisco al caer al piso
en el mismo sitio hizo
un hoyo de gran proporción.
En ese hoyo el perro se metió
y una lombriz de tierra
entre sus patas traseras
enseguida se enredó.
Al enredarse sus patas
al perro se le hizo lata
y por eso gruñó
pero la lombriz de tierra
ni siquiera lo escuchó
porque estaba tan distraída
que no sentía ni los pellizcos
por pensar en la caída
y la forma sorpresiva
en que cayó el obelisco.

 


Autor: Alejandro J. Díaz Valero
Maracaibo, Venezuela.

Comentarios2

  • Beatriz Blanca

    ¿Un obelisco se cayó? ¡que lío se armó!, pobre perro y que sorda la lombriz quedó.
    Un saludo amiguito y hasta otro versito. Bea.

  • la negra rodriguez

    jajaj el peroo es el culpab le?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.