Oscar Perez

Por pensarlo demasiado

Por pensarlo demasiado

 

Tuve los peores mundos inventados,

las flores fantasmales de la nada,

las noches de un reloj que, en su locura,

cuerda le daba a los más agrestes gritos.

Y anduve como tú, en mis soledades,

en esas multitudes de agredidos

por forjas sin color de torres fatuas,

por firmas sin sabor de cuentas grises

y por un mal vivir de cabizbajos comensales.

Anduve en la ciudad de los espejos,

en que de cada piel y cada paso

brotaba una pupila sanguinaria,

un llanto con olor a coles fritas

y un sismo como el mar en la botella que se rompe.

Perdí mi libertad en carnes simples,

en besos sin ardor, en la sustancia

de un coito mal pensado y peor visto

que la consumación de una herejía sin promesas.

La noche ya partió, yo compro incienso

y ni así logro paliar la turbiedad del aire indigno,

el triste gesto de un amor que se masturba,

pensando en lo que tuvo y que al final no tuvo,

sencillamente por eso, por pensarlo demasiado.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

19 08 14



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.