hajedor

Novia

Llega el día tan deseado,

y en tus ojos se revela,

que tu amor ha encontrado,

esa parte que lo eleva.

 

Haces tu entrada gentil

en la casa del Señor.

Sientes que es grato vivir,

para compartir tu amor.

 

Caminas vestida en tus galas.

Radiante, majestuosa, bella.

Pareces un ángel, sin alas,

al cual celan las estrellas.

 

El momento está servido,

y en la mesa del Señor,

todos tus amigos reunidos,

te desean lo mejor.

 

Ceremonia de luz y cielo,

que hace al momento oportuno.

Para que se cumpla ese anhelo,

en el que dos, se hacen uno.

 

Las lágrimas nunca faltan,

pero son de felicidad.

Todos los que te acompañan,

promulgan esta verdad.

 

Ya te tienes que ir

a construir tu destino.

Con la dicha de vivir,

acompañada en ese camino.

 

Gloria a Dios en las alturas,

que bendice esta unión.

Los ángeles cantan, con dulzura,

el más bello himno de amor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.