Carlos Andrés V.

HASTA EL FINAL

Sentado en la banca del parque a la misma hora, esperando verte pasar. Esperando ese momento de gloria de ver tu hermoso cabello ondeándose por la brisa, trayendo hacia mi el perfume de cada onda, esperando ver el brillo de tu mirada, ese destello de luz el cual ilumina mi alma, esperando ver esa sonrisa que hace que mi espíritu vuele y vague por el mundo de las fantasías... aquí sigo sentado, esperando por verte, por escuchar tu voz, de sentir tu amor y cariño a través de ella, esa fuerza de seguir cada día luchando contra el mundo, alimentándome de tu calidez y ternura. Pero hoy se hace algo tarde, es la hora y no te he visto, ¿qué habrá pasado contigo, mi ángel?, siento una gran ansiedad que carcome cada centímetro de mi ser, esa  necesidad de quererte y si me lo permites algún día amarte como nadie te ha amado, donde llene cada rincón de tu ser de mi amor, de mi vida, regalarte un pedacito de mi cielo para adornar el tuyo y, que tus estrellas guíen mi camino y sea el Todopoderoso quien se encargue de tomarnos de la mano y nos lleve a alcanzar nuestra felicidad. Te quiero



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.