Blas Roa

A Bergamín

Esa luz mansa que nos acobarda el lujo

como callejón huraño en la calle solatera

viváz Bergamín, su España sin primavera

galgo peregrino como aprendíz de brujo.

 

Punto y hora, tu escrito a las tres en punto

inconforme irreverente del ínfimo poema

entre cartas y sustos tu estampa de remolera

Eskal Herría se queda en tu Madríd difunto.

 

Escríbe para los rojos lo que al azul su cielo

y brinda con gatos el artículo de la explanada

y conformate con algo que te abrigue el hielo.

 

Poeta Bergamín, bajo el cristo que es tu ciervo

y nuestra patria en la tuya se divisa encaramada

en la cornisa del neón de un auncio hotelero.

 

Blas Roa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.