ossian

RECUERDOS ARCAICOS

El mar por devorar la tierra clama,

El cielo por sacudir sus cimientos, alza la voz,

La tierra permanece impasible, aguardando,

El decreto del cual su vida depende.

 

 

La sentencia se ha pronunciado,

Y a la tierra, su fin ha llegado,

Rostros despreocupados  miran su dolor,

Plantas furiosas mancillan su pudor,

 

La tierra iracunda a los atropellos responde,

Con un grito furibundo a los elementos desafía,

Los que hace un segundo su vida querían,

Retroceden atemorizados.

 

El fulgor de su sangre

Por sus múltiples heridas, escapa,

Su cuerpo tiembla de ira,

Y aquella humanidad se refugia atemorizada.

 

 

Tanto dolor y enojo, solo son la respuesta tardía,

De múltiples agresiones e ingratitudes humanas,

Sus carnes tiemblan con tanto ímpetu,

Que solo el fin anuncia.

 

De entre tantos clamores,

Se escucha una voz 

Que entre lágrimas exclama:

“yo ni siquiera la pude conocer”,

 

Es una pequeña que escapando del regazo materno

Junto a una flor esta arrodillada,

En ese  instante el silencio sobrecoge,

Y la tierra su destrucción detiene.

 

En el celaje se oye una voz,

Que con alegría clama:

“todavía hay esperanza”.

Comentarios1

  • Darkness.cl

    Muy sensibles tus versos amigo...
    Grato leerte...recibe mi abrazo.
    Nancy

    • ossian

      gracias por leerlo jejjeje



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.