bonifacio

No hay tiempo para nada

.-¿Así que no tienes tiempo para comer colega?

 

.-¿Yo? ni amarrado

y tu no tienes para cenar ,te apuesto.

 

.-¿Yo? ¿para cenar? no tengo ni para cuando.

 

.-¿Y para beber?

 

.-¿Tengo cara de borracho acaso?

¿y tu para ir al baño?

 

.-Por ahí algo me apaño

cuando ya el apuro es demasiado

¿y tu para las mujeres?

 

.-Soy un fiasco ,estoy demasiado ocupado.

¿y tu?

 

.-Soy pésimo también

peor que malo ,con ellas si que no alcanzo.

 

.-Nos pasa lo mismo parece

¿donde vives?

 

.-En Roma.

¿y tu?

 

. En Florencia hermano.

 

.-Bueno ,yo soy Miguel Angel, mucho gusto, te dejo  que debo ahora ir a subirme a un andamio.

 

.-El gusto es mío ,yo soy Leonardo y me temo que también me tengo que ir, hoy me toca terminar un retrato.

Comentarios3

  • Jesús Lantigua

    Muy original. Un trabajo excelente. Abrazos.

  • Cuervo4141

    Bella reflexión. Saludos poeta

  • shoss

    Da' vinci. Y Miguel ángel... Puede ser que sucediera en tu mente de poeta.
    Fuiste testigo del encuentro de dos grandes en la tierra. Que como dos paisanos sencillos cualquier día se encontraron.
    Bien por tu imaginación; que dos humildes paisanos sufren misma situación; igual que hoy.

    Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.