Eco del alma

EL GALEON DEL AMOR

Como cruzar el océano, me pregunto sin tener respuesta


Nadando me cansaría, y navegando no tengo el maldito dinero


Es como el océano de la vida, con los obstáculos que tiene


Enfermedades pobrezas, maldad, maleficios y mucho mas


Lo que destroza el corazón y el alma mata


Acortando en cada minuto el respirar


Se agudizan las cuerdas vocales, que no suelen sonar


Solo serán recuerdos como una canción


Hasta miedo da de hablar o decir algo


El fantasma del que desea criticar al frente esta


Con mentiras te suelen en volver, para llevarte al infierno


El que te sobo tu espalda, o te hablo de amor,


 La que con pasión prometió amarte


Los que están a tu lado y solo son ojo mágico


No te ven a ti sino tus errores, y las palabras son golpes


No existe una sonrisa amable, ni alegría que darte


Hasta el caminar da miedo, no sabes con que te vas tropezar


La existencia está llena de trampas, la caja de pandora no es nada


Hasta cuando naces, no sabes en que brazos vas aquedar


Si perteneces a los que te engendraron, o son fantasma


O si el sucio dinero pago por tu respirar


Ni el día del descanso final,


Si la vida te premio de devolverte con lo que dios te creo


Oh solo eres un envoltorio


Y los tuyos en su inocencia cooperan con un chao


Para la vista de los sonámbulos que la vida atrapo


Conocí unos ancianos, enciclopedia de la vida


Cada mañana esperaban la salida del sol sobre la mecedora


Porque la vida, les negó el derecho de dormir


Por unos días más de vida, con manos encallecida


Y el rostro esculpido por el viento


Actuando como títeres sobre la tierra


El vivir es una guerra bajo lo azul del cielo


Y un enjambre de mentiras como las estrellas


En faltada de envidia, donde se desplazan las víboras


No pensé que el amor no tiene valor, ni fuerzas para luchar


Contra el mostro, que no respeta sueños, ni edades


Que algunos ni pasos alcanzan a dar


Como quisiera que vuelvan esos días


Donde habían cariñitos de amor


Ver un jardín cultivados de flores


Praderas florecidas, son risas reales


Niños danzando como los ángeles sobre el pasto


En medio del parque, y que el amor crezca como una fortuna


Alzando una copa de vino, bajo las estrellas


Arde el amor enloquecidamente


Para MOSTRAR A LA VIDA QUE EL AMOR NO SE VENSE


Más aun cuando es tas conmigo


Me tomo el trago a la salud del amor, asiéndote el amor


Como una gran fiesta de carnaval, con tu cuerpo


Que se mueve al ritmo del amor ferviente


Con tus besos ardientes que queman hasta el alma


Al beber el vino lentamente siento el sabor de tus besos en mi paladar y el


calor que lo acompaña


Creo terminar la condena de no verte, mi alma ya no estará en pedazos,


Las azucenas volverán a su color, es bonito tu cariño


Que mis ojos recuperan su brillo


Y el corazón recupera su ritmo y mi cuerpo su calor


 

 


Autor Eco del alma


Derechos reservados


Antofagasta, 16-04-2014



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.