benjamin nano

Hospitales

Hospitales de alcohol  y ruido de carritos,

Un gemido, un llanto, una joven en un pasillo

De repente elocuentes y desgarradores gritos

escucha interpretando sonidos de grillo.

Hospitales de miseria y esperanza

Donde, en un segundo nace y se muere

Donde se puede volver de la vejez a la infancia

Donde se habla, se calla, se arropa y se hiere.

Hospitales de batas blancas, verdes, amarillas

De horas eternas con la mente distraida

De maquinas pitando alertas, mascarillas

Y de deseos del agónico, expectante suicida.

Hospitales de la muerte y de la vida

Donde el destino intolerable de tu alma

Solo lo marca la puerta de salida

Y la forma en que vayas tapado en tu cama.

Comentarios3

  • Raúl Daniel

    Pensamos, como si nuestros pensamientos fueran la realidad..
    Amamos, como si supiéramos amar..
    Creemos, como si esa fuera la verdad..
    Y vivimos como si la muerte no fuera el final..
    "La vida es sueño", dijo un poeta..
    Y la mayoría no terminamos nunca de despertar..

    Saludos, poeta..
    R_D

  • benjamin nano

    Me la sabia entera de jovencito, era una de mis obras favoritas, la he recitado solo, en casa de mis padres, montones de veces, y sigo viendo escenas en you tube. Gracias

  • la flaca

    Siempre he creído que ese olor particular de los hospitales es como un estado intermedio entre la vida y la muerte... Y no hay nada más triste para mi que esos lugares!!!

    • benjamin nano

      Como digo al final del poema, depende cual sea la puerta de salida. Tambien son sitios de esperanza, de tranquilidad al dolor, sin duda son tristes, intranquilos y a veces, crueles en la noticia recibida, en el desenlace, es un mundo de contradicciones. Siempre necesarios, pero nunca deseados.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.