Carlos Fernando

Cenizas

 

Los muertos

en las cenizas

buscan a sus muertos.

 

No hay retorno al pasado.

Solo en los sueños.

 

Los muros que cayeron

no se levantarán.

 

Las flores marchitas,

con sus cenizas

alimentan flores nuevas

y estas, solo un día

de esplendor tendrán.

 

¿Con qué escala

puedes medir la eternidad?

 

Avanza confiado y valiente,

en el breve tiempo

que tienes para avanzar.

 

No te detengas

más de lo prudente

a contemplar el paisaje.

 

Que este viaje

lo principias solo,

y así, solo, lo acabarás.

 

Efímera es tu vida,

y la efeméride es ociosa.

Si los parajes mudan,

por qué no habrías tú de mudar.

 

Aquí se cierra el ciclo

y tú, asciende en espiral.

No te detengas más.

 

Inventa nuevas lágrimas

para llorar.

Busca otras alegrías y ríe,

y vuelve a caminar. 

 

¿Con qué escala

podrías medir la eternidad?

Las cenizas y tus muertos,

¡Muertos están!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.