Raúl Daniel

La Fecha


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

 

El día en que yo me muera,

igual trinarán los pájaros

y, si fuera primavera,

florecerán los capullos

de las rosas y azucenas...

no será un día distinto,

igual girará la tierra.

 

No se arriarán las banderas

a media asta...

ni cerrarán los negocios

sus puertas...

el día en que yo me muera

será otro día más,

¡un día como cualquiera!

 

Lo sabrán sólo los ángeles...

y los miembros de mi iglesia.

 

No habrá luto en las escuelas

ni soldados en sus galas

ejecutarán las salvas,

no se oirán largos discursos

en cámaras o recoletas,

no es que muera un general,

conductor de una matanza,

¡ejecutor de una guerra!,

es mi destino histórico:

¡fue siempre así con poetas!

 

Pasarán algunos años,

las denuncias...

de los hechos, en mis versos,

deberán volverse viejas,

¡que no molesten a nadie!,

¡que sólo sean recuerdos!

 

Y entonces sucederá,

que en los pianos y guitarras

explotarán melodías

para acompañar las rimas

que gritarán las gargantas...

(por más que quieran cantarlas,

mi obra es sólo eso:

¡fuerte grito de esperanza!)

 

Pero el día en que me muera

trinarán igual los pájaros,

igual se harán las labranzas,

igual girará la tierra...

 

Tal vez... cien años después,

en la ciudad en que nací

o en alguna en que viví,

y en cualquier plazoleta,

asegurada con clavos,

mi nombre, en una plaqueta,

tendrá, abajo, la fecha

de ese día en que fuera

que dejé de encadenar

palabras, rimas y métrica...

 

¡Ah!... si no tienen para clavos,

pueden usar los que ahora

me ponen todos los días,

esos mismos que idolatran

¡a los antiguos poetas!

 

Y... los que en verdad me quieran,

los que me han amado,

ese día, es mi pedido:

¡canten, bailen... y hagan fiesta!

 

Comentarios4

  • Hugo Emilio Ocanto

    Qué puedo comentarte amigo, a tanta belleza de lo que sientes y plasmas.
    Son tristes algunas palabras.
    Cantar, bailar y hacer fiesta... y también llorarte, amigo del alma.
    Un fuerte abrazo, y gracias por otorgarnos tus sentimientos y talento de autor.
    Hugo Emilio.

    • Raúl Daniel

      No te vayas a preocupar, mi querido amigo, que no me pienso morir para nada, solo son inspiraciones, cosas que me vienen y las escribo. A este poema lo hice hace más de diez años..
      Todavía tengo muchas cosas que hacer en la vida ¡y voy a hacerlas!
      Un gran abrazo, y si te gusta mucho puedes interpretarlo cuando gustes, o si no espera por otro que estoy en eso..
      Un gran abrazo.. (y no te suelto)
      R_D

    • Isis M

      Su poema nos convoca a asumir la muerte de manera natural y convencida estoy tras leerle, que si un dia su cuerpo dejara de ser tangible, en la memoria de quienes le leyeron aun estara presente. Y bien lo dice usted al final: canten, bailen y hagan fiesta pues cuando la muerte nos llega lo mejor es que nos recuerden con alegria y jubilo y no con el a veces hipocrita llanto. Felicidades por su terrenal poema y su vision altruista de ese evento que casi todos temen.
      Saludos poeta, me encanto leerle y creame que su poema lo guardare con un buen regalo de vida.

      • Raúl Daniel

        Que bellamente has reflexionado, estimada amiga.. bien dices que no tengo miedo a la muerte, para mí la muerte es dormir, y sé, con total seguridad que un día seré despertado (resucitado) para vivir eternamente en el restaurado Reino de Dios juntamente con todos los humanos que nos hayamos arrepentidos de nuestros errores y aceptado el increíble plan de Dios de la redención de nuestra raza..
        Y, te quiero decir que afortunadamente no solo creo esto por fe ciega (cosa que se puede), sino que también he tenido la dicha de entender con bastante minuciosidad, el cómo y el porqué de este asunto.. claro que esto es muy extenso para explicar aquí, tengo veinte libros escritos sobre la vida, el amor y más cosas, sigo escribiendo, son miles y miles de páginas, las escritas y las que me faltan por escribir.. espero que Dios me prolongue esta existencia para poder hacerlo.. y luego sí, quiero descansar un rato..
        Un gran abrazo..
        R_D

      • Cesar Zamora

        Amigo mio del alma...
        no se ni que yo decirte,
        solo quiero exijirte,
        a modo de hermano mio,
        no pidas que no te llore,
        ni escribas mas de estas cosas,
        qua a pesar de ser hermosas,
        solo me dan mucho miedo,
        y no miedo a la muerte,
        pues nacemos con esa suerte,
        sino el miedo del poeta,
        que de alguna manera incierta,
        presiente ya su partida,
        y a ti con Dios delante,
        te queda aun mucha vida...

        un abrazo mi hermano del alma Raul.

        • Raúl Daniel

          No te asustes, amado hermano, no se trata de ningún presentimiento, a este poema lo escribí hace más de diez años y todavía estoy, es parte de uno de mis libros: "El Libro de los poetas", del cual ya he subido varios a ésta.. También viene a ser algo así como un testamentos o mejor dicho, parte de un testamento, porque de mi muerte hablo en varios poemas.. de ningún modo la estoy anunciando, y quiero vivir muchos años, los más que pueda, soy muy feliz sirviendo a Dios y con lo que hago y disfruto mucho, pero, como ya he dicho mucho: los poemas "me vienen" y yo solo los escribo..
          Un gran abrazo.. (y no te preocupes por mí ni aunque leas alguno que hable de suicidarme o de cualquier otro tema álgido, siempre es lo mismo)
          Un gran abrazo..
          R_D

        • benjamin nano

          Chanzas, danzas bailes y juergas,
          Queremos los titiriteros
          De un mundo en decadencia
          Por los que criéis en un Dios,
          Por los de la vida eterna
          Por los agnósticos que pretendimos
          Crear el cielo en la tierra.
          Oh, que ambición,
          Que falsa modestia
          Pero creímos en el hombre
          Y en superar sus miserias.
          Por gente como tu,
          Que sabe aun ver, en las cosas, la belleza

          • Raúl Daniel

            Hubo una época en que yo también era agnóstico, y sí, me era muy difícil creer en Dios en este terrorífico planeta de dementes.. Luego sucedieron cosas extraordinarias, a mí y al mundo, y todas estaban escritas en la Biblia que iban a suceder (al mundo y a mí).. entonces me pregunté: ¿Cómo me puede avisar alguien de lo que me iba a pasar (a mí y al mundo) con dos mil años de anticipación?
            Entonces sucedió lo más hermoso de mi vida.. le hablé.. y me contestó..



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.