Ary Vala

AUTOCOMPLACENCIA

Cuando no estás, no queda más que extrañarte

Impenetrable es el tiempo cuando no estás.

Se desperdician mis manos en caricias tiradas al viento,

Los besos  se gastan en copas de vino añejo.

Y es que cuando me hace falta tu cuerpo

Mis dedos inquietos hurgan bajo mi ropa

Y dibujan tu nombre  desde la piel hasta el esqueleto.

Me pongo a pensar en esas noches cuando si estas

Y me recuesto  en el lecho  donde soñamos juntos

Donde como en un circo hacemos magia y trucos

Y donde del día nos quitamos el veneno.

Mi alma arde con el abrasador recuerdo

De la pasión delirante de nuestros felices encuentros.

Vuelves a mí  como una estela en mis manos,

Con las que señalo las huellas de tus besos

Uno a uno,  cada punto se vuelve intenso

Como si estuvieses aquí  bebiendo de mi aliento.

En soledad atraigo cada uno de tus meneos

Simulándolos  con caricias de mis dedos

Tu nombre murmullo, ameniza el momento

Mientras cada esquina de tu piel evoco

Con esta método que muchos dicen que es de un loco,

Acabo no sintiéndome feliz pero si saciado

De mis caricias que en tu nombre he empleado.

No pretendo reemplazarte con mi s manos

Ni deseo acostumbrarme a esta práctica  yerta

Pero es  que la libido del hombre es intensa

Y a veces la presencia de la dama es incierta.

Así en vez del engaño con las mozas de la esquina

Con tu recuerdo  y mi destreza, prefiero autocomplacencia

Comentarios5

  • Luna y soledad

    Muy bueno tu poema lennin, un tema un poco controversial, ya que muchos no comparten ese acto como muy normal, pero los hombres son asi, y para que busquen algo con la p... de la esquina, mejor que se complazca con magnolia, es la forma en que decimos en mi pais jejej, placer leerte y me quedo con esto:
    En soledad atraigo cada uno de tus meneos
    Simulándolos con caricias de mis dedos
    Tu nombre murmullo, ameniza el momento
    Mientras cada esquina de tu piel evoco
    Con esta método que muchos dicen que es de un loco,
    Acabo no sintiéndome feliz pero si saciado
    De mis caricias que en tu nombre he empleado.
    No pretendo reemplazarte con mis manos
    Ni deseo acostumbrarme a esta práctica yerta
    Pero es que la libido del hombre es intensa
    Y a veces la presencia de la dama es incierta.
    Así en vez del engaño con las mozas de la esquina
    Con tu recuerdo y mi destreza, prefiero autocomplacencia.

    Saludos. LUNA

  • Franklin Sandi

    El poema es sincero. Dices algo que muchos no se atreven a mencionarlo siquiera. Me hizo sonreir, pero tiene algo de dramático.
    Un abrazo, amigo.

  • roxy

    ALGO ATREVIDO...
    PERO SINCERO ME GUSTA LA MANERA EN Q HACS DEL TEMA ALGO POETICO.

  • amme

    "Pero es que la libido del hombre es intensa

    Y a veces la presencia de la dama es incierta.

    Así en vez del engaño con las mozas de la esquina

    Con tu recuerdo y mi destreza, prefiero autocomplacencia"

    El poema he de reconocer q me ha encantado tu locura por revivir esos momentos con ella la q envuelve tu vida con los buenos y malos caminos en el tiempo, pero en las ultimas cuatro líneas...como lo diría quedaría más elegante y amistoso por así decirlo no haberlo explicado, la explicación era inecesaria hace en mi opinión q quede vulgar.Y me queda un sabor amargo despues de hacer imaginado un omenage al recuerdo. No me gusta la salsa agridulce.

    Un saludo, Amme.

  • Sarah Valentina

    que bien logrados versos en un tema bastante espinoso .. la autocomplacencia que muchos tildan perversion parece ser una buena forma de desahogo ante la falta del ser amado, excelente poesia amigo, nada que pedirle, te felicito, besos con miel y mil abrazos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.