Beatriz Vielman S

GRIETAS DE CUERVO BLANCO

Incauto meció su encanto el soberano en laureles
asidos en las grietas de la fallida razón,
y deja en vientos portentos anhelos todos crueles
de girasoles misterio inmersos en desazón.

Y llora entre silencio el corazón cuando lo mata
la agonía de lo firme... el dolor de lo vivido, 
y solloza frágilmente el palpitar que delata
un fragmento de esperanza anhelando lo perdido.

Es cual daga al inmortal el amor desmerecido
cubriendo de martirios el color de lo inefable,
¡Habráse visto inhumano expulsar tal alarido
a un interior herido, confundido y desechable!

Cumbre de lo profano, portentoso pero fútil,
suspiro aniquilado en vuelo bajo y malherido.
¿Pudiese arrancarme un día la mata en siembra inútil
que dio vida maliciosa al ensueño más querido?

Hoy muero extrañamente mientras me otorgan la vida
envuelta en rosa sutil mas con aroma a dolor,
cuervo tras muerta carne se abalanzó la partida,
y no me sangra la herida... aunque apuñale el amor.


.
Autora:
Beatríz Vielman 
Alondra de Guatemala ©


Comentarios1

  • Cuervo4141

    Bellos versos. Saludos señora poetisa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.