Oscurb

Soneto tanguero

Embarrada música bajo andante
que a paso de macho te va cantando
lo que día a día ella está penando:
melodía y contrabajo flotante.

 

Música de nuestro Río brillante
que armonías te va desempolvando;
que en milongas va a estar siempre sonando
cada vez que haya un porteño asonante.

 

Poesías de lo más inframundo,
del imposible universo alma humana;
el posible no futuro en el mundo

 

y la vejez que amenaza temprana.
De eso cantaban Pichuco y Edmundo:
del amor y nuestra luna profana.

Comentarios2

  • nelida anderson parini

    Un placer estar en tu espacio y degustar de estos inteligentes y bien logrados versos que me han encantado.
    Saludos y abrazos sonrientes.
    Feliz tarde.

    • Oscurb

      Muchas gracias por tus palabras.

      Saludos,
      Oscurb.

    • El Hombre de la Rosa

      Preciado soneto estimado poeta y amigo Oscurb...
      Saludos de afecto y de amistad:
      El Hombre de la Rosa...

      • Oscurb

        Gracias Hombre de la Rosa, por el comentario y por la incondicional amistad virtual y po├ętica.

        Oscurb.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.