amandita

LA HUELLA DE LOS AÑOS (continuación)

El pasado que han vivido con

paciencia y amor.

 

Sus manos arrugadas y temblorosas,

aquellas manos que fueron fuertes y

lo hacián todo,que sostuvieron una rosa

que regalaron a la persona amada,

sus labios pequeños y cansados,

que besaron con ternura y pasión,

de donde brotaron palabras

suaves y cariñosas,

demostrando el amor que había en sus corazones,

sus ojos reflejan el cansancio, quedando un

poco de alegría, aquella alegría que hacía que sus

ojos brillaran como una estrella, y con su mirada

lo felices que eran, la felicidad se desbordaba

en su dulce y tierna mirada.

 

La huella de los años,

es el sello con el cual

cierran con  broche de oro,

toda la hermosa vida que

han dejado atrás.

Comentarios1

  • Jorge G Sifuentes

    Que real y que verdad, sellar con broche de oro mostrada en la senectud..
    buenisimo, me encanto, excelente arreglo.
    un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.