Alibel Lambert

"Como dos palomas blancas"

 

Como dos palomas blancas

mis manos revoloteaban,

acariciando tu cuerpo,

acariciando tu almohada.

Jugaban con tu cabello,

resbalaban por tu espalda

haciendo un nido del lecho,

de amor, de luz, de esperanza.

Y después de dar amor;

soñando con su bonanza,

se dormían en tu pecho

para acercarse a tu alma.

Hoy, mis dos palomas blancas,

ya no tienen el calor

que les brindaba tu cuerpo

y vuelan sobre el lecho

buscando un poco de amor.

Con miedo y temblorosas,

al sentirse abandonadas…

 

Se desmayan como rosas,

en el hueco de tu almohada. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.