Manuel Isaac Vera Zevallos

CANCIÓN PARA VOLVER

Con tus ojos en paz y con tu vida

al azar de la conquista preparada,

espérame en la luz de la alborada

para juntos iniciar nueva partida;

sin trampas y sin miedos jugaremos

y la gloria mayor que alcanzaremos

será aquella victoria conseguida

sobre el flujo tenaz de desamores

y el ataque continuo de dolores

que amenazan bloquearnos la salida.

 

Las armas que usaremos en el frente

serán mi decisión y tu constancia,

el repudio total a la arrogancia

y un deseo fantástico y vehemente

de ubicarnos al máximo de altura

y dejar que con sus vientos, la ternura,

nos confunda en un abrazo de repente

y nos haga retomar nuestros caminos:

el de hija y no más… sin desatinos;

el de padre y no más… sencillamente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.