syglesias

LAMENTO de AMOR



... Y en la noche, cuando la ausencia hace romper el silencio con dos lágrimas de tristezas los sueños más queridos cayendo al piso, alzar los brazos al techo, dejando escapar al viento del olvido un Lamento de Amor ... 


syglesias
Presenta


LAMENTO de AMOR:

 

Ya no tengo lágrimas para derramar asomado a la ventana y mis brazos se han cansado en eterna espera, no queriéndose levantar como lo hicieron ayer, sin lograr saber si esta podría ser la noche de mi suerte, en que vengas sin avisar sorprendiéndome con un beso en los labios, tomando mis resecas manos entre tus suaves manos, llevándolas hasta tu anhelado pecho, sin apartar por un instante tu hermosa mirada glauca de mis ojos...

 

Ya no tengo lágrimas para derramar arrodillado antes Dios, pidiéndole cada día que regreses pronto a casa, porque el dolor sentido de ausencia dentro del corazón está acabando con mi existencia, reflejando solo tristeza por un alma frente al espejo que sueña volver a sonreír abrazada a tu alma, pero con ganas latientes de seguir amándonos sinceramente, sin que los espacios perdidos del tiempo nos lleve por olvido el valor de amar...

 

Ya no tengo lágrimas para derramar a la almohada por confidente, sin antes palpar la calida humedad del pasado que aún persiste como viva en la tela sin nunca secarse, recordando en silencio el olor de tu piel desnuda como si fuera hoy, sumido en esta soledad aprendida que borro para siempre la sonrisa natural en mi boca, preguntándome sin tener respuesta a dónde será que estas, como para que no escuches jamás, este sentido lamento de amor.
---------------------------------------------------
Sergio Yglesias García
Caracas, 12082014 1000 PM.

Comentarios2

  • Isis M

    Y es que el lamento brota de lo profundo del corazon, esa melancolia desbordada en tus versos habla de un amor desmedido, como casi todos los amores. Gracias por permitir leerte, saludos.

  • Darkness.cl

    Profundo y sobrecogedor...
    Grato leerte...recibe mi abrazo.
    Nancy



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.