Lincoyan del Rosario

NO LO SABES, AL OCASO CAE EL SOL.

Quisiera darte la fortuna mirando tus manos,   alguien te animara  tu tarde, yo te describo el futuro, y a alguien le inspiras el primer verso, eliminando un intenso desahogo en el horizonte silente, explorando el fulgor del corazón.

Bella melodía  de milenarios segundos durante el ritmo que dicta tu vivir, se encuentra una tarde entre las nubes el sol me lleve acompañar la vida en libertad, recitar una súplica rogando por tu reir.

Los días encuentran razón para encontrarme hoy con las silabas, A cambio de que haces? No lo sabes, al ocaso cae el sol.

Entiende el amanecer con cuerpos de botones de pétalos, me da respiro la ilusión de alegría vida de melodía sin no existir donde está la calma  por el trastornar del día con las noches.

Llenas de cigarras encuentran luz al trasladar los momentos de paz entre el pasar de los instantes al actuar coherente se lo dejo a dios. Encontrar de tu palabra, lectura al leer tu boca exploras mis ligeras silabas, labios en fiebre.

No soy nada más que una sinfonía sin canto, quisiera decirlo silente en tu oreja bella melancolía nadie oye  un inspirar, son cuerdas gastadas por el tiempo, llegan a dar cauce a la guitarra,  entregadas a dar  otro ataúd al cementerio.

Las silentes emociones de trasponer barreras,  hablas de paz en un sueño, y tu existes más qué  más puedo pedir, eternas son las vidas mi cielo las estrellas nos ilumine hasta la evolución de venus electrocutas en un paraíso, partes de tu cuerpo logro controlar el emisión existente de luz alumbra albas, estas más cerca de llegar a ultravioletas tu tacto produzca el oxígeno, y no entiendo algo de mi dice que como tener agallas para vivir en la Atlántida.

Este es mi naufragio cielo el suspiro, existes en el edén de milagrosas silabas de emociones en tránsito de ebulliciones labios valientes tu tacto de rosa color ciruela, labios conjugan una inspiración:

Luz de luna recitas para saber que me inspiro en un instante lúgubre oscuro para el crepúsculo, para satisfacer del  fruto de montes alienígena lenguaje de otro mundo perteneciente del sistema solar

Venus  si no existe el árido poder  real natural de tu poder que tienes con las plantas, y de crear mi respiro.

 

Lincoyan Del Rosario

Comentarios1

  • boris gold

    Muy bueno, hermosas letras poeta.
    Un abrazo

    • Lincoyan del Rosario

      Me alegro que le fueran de su agrado mis letras, y mas proveniente de un poeta a otro.

      Gracias! un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.