angelprotocolo

HORMIGAS

HORMIGAS

 

La brisa que se susurra secretos con las hojas del mango

llega a ésta mesa donde no estás tú

y se sirve al frio el roce de nuestras manos.

Un trozo de pan dulce

repleto de hormigas

le cuenta los días sin nosotros

y la lluvia que apenas comienza a caer

le dice de los años de regar nuestras petunias, trinitarias y bromelias.

en los rincones de una casa vacía

donde un Sagrado Corazón de Jesús

da la bienvenida (…)

¿Dónde estás amor?

cada rincón de mi cuerpo siente tu ausencia,

cada paso que doy es en tu búsqueda,

cada ausencia tuya es mi responsabilidad.

Cada lágrima pende de un hilo y perece antes de caer y explotar.

Cada palabra se suicida ahorcándose del mamón del patio,

El jazmín que seca y reverdece una y otra vez,

las rosas blancas y amarillas que siguen buscando el sol…

El pan dulce con café con leche

aun tiene el mismo sabor de todas nuestras mañanas.

Me siento todas las tardes debajo del guayabo

y me voy transcurrir la vida….

Niños que de mañana visten al colegio

y en horas del mediodía sudados, caretos, vienen con el peso del sol en la espalda.

Muchachos, que aun, todos los abriles vuelan sus papagayos

y se rompen las rodillas con el beisbol y las pelotas de trapo,

como yo, justo en ese 14 de abril que vi tus ojos verdes y hoy 10 años después de ti, aun me

asfixian.

 

Angel Arvelaez

 

 

 

 

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa muestra de tu genial arte poetico amigo Angel
    Saludos de amistad
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.