Héctor(micorazón)

Algo de mi

Si algo de mi usted insinúa,
o si duda de mi gente,
espere a que yo le cuente,
y luego sí, me evalúa,
Mi vida entera sitúa,
un caudal de emociones,
de luchas y bendiciones,
caídas y levantadas,
de esas que dejan labradas,
para bien los corazones.

La vida nada exceptúa,
mi padre Jorge Adalberto,
tiene catorce años muerto,
más la vida continúa,
para Bélgica Arechua.
Sepa quién saber se afana,
nací en el cantón ventanas,
mi nombre es Héctor Zambrano,
ultimo de diez hermanos,
siete hermanos tres hermanas.

Veintinueve años de edad,
tengo yo hasta la fecha,
y esto no es una endecha,
es más bien felicidad,
es un canto a la bondad,
pues lo poco que he vivido,
yo sé bien que solo ha sido,
por la gracia del Señor,
y por su infinito amor,
vivo yo agradecido.

Yo lo supe desde niño
me enseñaron sobretodo
que hay que esperar a su modo,
y al sentir yo su cariño,
cada día me constriño,
para ser también sincero
y si acaso un día muero
poder verle cara a cara
pues el Cristo que me ampara,
es el fiel y verdadero.

Terminando mi primaria,
también pude ir al colegio,
luego tuve el privilegio,
de vivir en la U agraria,
la vida universitaria,
que aún no he finalizado,
ya los años han pasado,
y aun no sé si he de volver,
pero usted puede entender
lo poco que he estudiado.

Pero no me ha hecho más,
tampoco me ha hecho menos,
son tantos recuentos buenos,
que los malos dejé atrás,
no renegaré jamás,
ni al pensamiento perjuro,
dejaré que haga oscuro,
el camino que al presente,
me pone frente a frente
mi Dios para el futuro.

Al tiempo voy aprendiendo
ni con oro ni con plata,
la vida puede ser grata,
cada día voy creciendo.
y voy llorando y riendo,
pero nunca me desmayo
aunque a veces me callo
cobro aliento y con pujanza
relumbra en mi la esperanza,
y en Cristo la paz yo hallo.

Y para añadir color
también toco la guitarra
pero no para la farra,
sino para mi Señor,
a su nombre doy loor
alabarle es mi anhelo,
aunque se estremezca el suelo,
yo con mis cuerdas vocales
voy contando las señales
del reino de los cielos.

Aunque yo no soy poeta,
ni mis temas son diversos
me gusta escribir mis versos,
cual romeo a mi Julieta
pa´ dejar el alma quieta,
no tengo más intenciones,
son de amor mis ambiciones,
aunque esto no me luzca
solo quiero que produzca
luz en nuestros corazones.

Esto yo se le he contado,
no mas para amenizar,
pero quiero enfatizar,
aunque no me ha preguntado
nada yo me he inventado,
a pesar que lleva rima,
eso no hace que suprima,
decir con profundo afecto,
con virtudes y defectos,
tengo gente que me estima.

Tengo un padre celestial,
tengo la novia más guapa,
y tengo como de yapa,
una batalla campal,
contra el ser espiritual,
que siempre mi mal concilia,
pero al Cristo que me auxilia,
con todo mi corazón,
yo le pido en oración,
que bendiga mi familia.

Comentarios3

  • john morales arriola

    Estimado muy buenas décimas espinelas.
    Me gustaron tus versos.
    Invitan a la reflexión.
    Saludos desde Perú.

  • Poeta del Silencio

    hermosos versos reflexivos

  • El Hombre de la Rosa

    Una maravilla tus geniales y bellos versos amigo Manny
    Saludos de afecto y amistad
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.