Carlos Del Campo

Mirando al sur

Hoy,

ví las aves emigrar hacia el sur

y entonces caí en la cuenta

que se acerca ya el invierno.

 

Hoy,

Sentí mucha envidia al ver

las aves emigrar hacia el sur,

porque las aves pueden volar,

ir en busca de un nuevo nido

y escapar del cruel invierno.

 

Mas luego de reflexionar

desengañado logre comprender;

que no hay motivo de envidia o celo;

las aves fueron creadas para volar,

buscar del sol, su calor y luz,

ellas fueron creadas para emigrar,

cruzar desiertos y también oceanos,

volar libre y sin fronteras,

vagar libre como el viento,

llevando en su volar la esperanza

de aquellos que no tienen alas...

pero que tienen sueños.

 

Yo en cambio fui creado para soñar

y desdoblarme entre mis sueños,

viajar con el pensamiento,

volar alto y lejos con el alma...

sin despegar mis pies del suelo.

 

Comentarios2

  • boris gold

    Tu ers poeta, no necesitas envidiar a las aves, nadie vuela como nosotros los poetas.Un abrazo

  • Anabel77

    Un día en mí soñar
    como las aves emprendía el vuelo,
    ¿quién no pensó en volar
    un instante en el cielo?
    pero es mejor pisar... firme en el suelo.

    Mi abrazo con cariño. Anabel.

    • Carlos Del Campo

      Veo que tuvimos el mismo sueno y llegamos a la misma conclusion. Gracias por la aceptacion que expresan tus versos. No te devuelvo el abrazo, mas bien.. Lo abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.