atuel

Un día sin espejos

 

Fue un día como cualquier otro, bueno casi...
salvo porque tiempo después me di cuenta que en ese día no había espejos.
Así fue, en un amanecer, una mañana lejos de casa,
me despertastes... y ahí fue cuando me vi...
fue todo tan natural que en el momento ni cuenta que me di
como mirarse al espejo una mañana cualquiera...
pasaba el día y me daba cuenta que algo me pasaba...
te miraba, mi reflejo pero no eras el de todas la mañanas...
eras el reflejo mas bonito que había visto en mi vida.
nada estaba claro sabia que eras mi reflejo
pero no exactamente eras mi yo,
no! eras un yo mucho mucho mas suave, bonito, luminoso
y note que no hacías exactamente lo que yo hacia
pero si, hablabas como hablo yo...
hacías lo que hago siempre... si, pero no en el mismo momento..
entonces le preste mas atención a tus costumbres, a tus gustos,
a lo que contabas y leías... mmm, si eras como yo pero...
mas si, directamente te pregunte y si también respondistes lo que yo pensaba...
entonces si eras yo... pero no eras exactamente mi yo...
claro! pensé, ningún reflejo es exactamente lo que esta del otro lado
pero si tienen una misma alma, piensan y actúan muy parecido
y este reflejo si que se parecía a mi, pero era demasiado perfecto
era como el reflejo que siempre había deseado tener
y mas también... pues no se equivocaba
y hasta hacia cosas que nunca me anime hacer...
mmm tan perfecto bonito y luminoso que me hacia dudar
si soy yo o como siempre quise ser! Pero...
tan perfecto y tan luminoso??
Si...
ese fue el día...
El día que lo entendí todo...
Todo, todo...

El día que me di cuenta que en realidad el reflejo era yo!
Yo un reflejo!... Si!... Tu reflejo!

si yo soy la imperfección de lo que siempre quise ser
la distorsión de esa luminosidad hermosa que estaba frente a mi
lo que vi ese día era la razón de ser de todo reflejo,
quien siempre quise ser y a quien quiero acompañar el resto de mi vida.
la vida de un reflejo tiene alma ajena...

a quien busca en cada vidriera, en cada charco
para encontrar su parecer, su razón de ser, su alma.

fue el brillito de luz en tus ojitos...eres mi reflejo...
así me lo dijiste ese día... y desde entonces solo vivo por tu parecer.

Tu reflejo
11-06-2009

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa y preciada muestra del arte literario y poetico amigo Atuel
    Saludos de amistad
    El Hombre de la Rosa



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.