Diaz Valero Alejandro José

Faena del campo

 

En el bosque ha caído

un  árbol de la estancia,

en leña será convertido

para encender  fogatas.

 

Campestre faena

que al cuerpo cansa,

es cortar la leña

al filo del hacha.

 

El sudor se hace presente

en el  pobre leñador,

que suda su frente

en su  ardua labor.

 

Leña para el fogón

en el diario vivir;

de la leña el corazón

fuego ha de salir.

 

Un machete y un hacha

es la fiel  compañía

para llevar leña a casa

y hacer la comida.

 

La manos callosas

llenas de esperanzas

son fieles en la choza

al igual que el hacha.

 

faena sencilla

tradicional estampa

es cantarle a la vida

con el ritmo del hacha.


Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Derechos Reservados

Maracaibo Venezuela

Comentarios4

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa demostración poetica de la genialidad natural de la vida diaria del hombre cuando trabaja sus campos y huertos amigo Diaz Valero...
    Saludos de afecto y de amistad:
    El Hombre de la Rosa...

  • Beatriz Blanca

    Jamás he vivido una experiencia semejante, se cual es esa tarea pero tu poema amigo, la ha hecho muy importante con tan bellas rimas. Tan bien la describes que creo ver al leñador con su hacha.
    Genial estampa nos regalas. Saludos con mucho afecto. Bea.

  • la negra rodriguez

    muy bien enfocado el tema de la fanes del campo lñindo peoma.
    besos.

  • cecily olwood

    me encanta lo que ha escrito, veo cada día a esa gente, algo cansada pero orgullosa.
    saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.