Esteban Mario Couceyro

El beso en el cristal

En mi casa hay un espejo
grande y grueso, muy viejo
enmarcado con flores cada tanto
y supongo, guarda la imagen que veo.

En tantos años, cuantas pasaron
mujeres que se vieron bellas
y cuantos huyeron su mirada
ante la vejez desvencijada.

Pero lo mas importante es
las furtivas historias
cuantas impropias expresiones
las traiciones registradas.

En ese espejo viejo
en el que me veo reflejado
tras ese mundo nítido
en el que estoy.

Como perdido penitente
detrás del cristal
en imagen ausente, grito
pero los espejos no tienen ruido.

Ahora veo, una señora
acomodando su pelo
mientras burlona, lanza un beso
que se estrella, en el cristal.

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • Beatriz Blanca

    Para las mujeres, los espejos son atractivos, en ellos puedes encontrar reflejos perdidos de sueños dormidos, caricias amadas y también olvidadas. Los espejos según se los mire, son sorpresas aladas o realidades desesperadas.
    Te saludo en una tarde sabatina, no muy soleada.

    • Esteban Mario Couceyro

      Cierto..., pero lo inquietante, es pensar en ese universo tras el cristal.
      Un abrazo en una tarde destemplada
      Esteban

    • Darkness.cl

      Muy sensibles tu poema amigo...profundo el vuelo de tus versos...
      Grato leerte...recibe mi abrazo.
      Nancy

      • Esteban Mario Couceyro

        Me hace feliz, que te gustaran mis letras, ellas buscan esa impresión de lo inesperado, oculto al ojo del pasante.
        Un abrazo
        Esteban



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.