jorge enrique mantilla

QUÉ NOS DEJÓ EL MUNDIAL?

QUÉ NOS DEJÓ EL MUNDIAL?

 

Porqué es tan imperiosamente importante, un campeonato mundial?

Qué lo lleva a ser tan relevante y mover masas humanas?

Porqué los medios de comunicación, lo exaltan más de lo habitual?

Lo seguimos al unísono, la cuerda al extremo, charlatanas, malsanas o  mundanas?

 

 Larga ha sido la espera de un cuatrienio, esperando la pasión

El momento ha llegado, con precisión, todo alrededor es emoción

Que las angustias y temores no dan tregua, en los aficionados, cunde la desesperación

El pitazo inicial, el grito de júbilo inmortal, ha rodado el esférico, el amado balón

 

En medio de pitos y bocinazos, las banderas ondean sin preguntar

Pareciera que no hubiera sitio,  sin conmocionar, todo un espectáculo de carnaval

De abrazos y besos, de lágrimas, sin espacio para derramar

Todos unidos, por el preciado trofeo, es una fiesta universal

 

Es un mes donde se habla y se ven estrellas, detrás de un balón

Donde las actividades se paralizan y el tiempo corre, en determinada dirección

Donde el dinero brota y el arreglo de los escenarios, son por cuenta del anfitrión

Que los demás esperen, enfermedades, achaques y afujías, es el final del eslabón

 

Al final, la supremacía de los mismos equipos, es una ratificación

Los demás, son comodines invitados, del circo de distracción

Que llegan por ocasiones, por el camino agradable, con moderación

Pero pierden como siempre, en lo deportivo y mental, sin apelación

 

Nos queda, una alegría de sinsabores, lágrimas derramadas, con pasión de verdad

A los políticos, la pedagogía en torno de la unidad nacional

Para encarar los problemas internos, de pobreza y desigualdad

Que el triunfo o la derrota no importan, así haya sido penal

 

Nos dejó espectáculo, disciplina, derroche, estética y plasticidad

Para unos, negocio y riqueza, para otros, pretexto, de incertidumbres ajenas

Despertar del bello sueño, que fue el mundial y nuevamente desnudos, en disparidad

Afrontar los desafíos diarios de la decadencia o promesas, de la cotianidad

Del hambre y las guerras internas, que nos llenan de resistencia

Que para el próximo, sea una advertencia, de paz y reconciliación

Que los pueblos piden a gritos, romper la indiferencia

Y derrotar la supremacía por la supervivencia.

 

Joreman” Jorge Enrique Mantilla

Agosto 2014, Bucaramanga

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.