Esteban Mario Couceyro

Medio día

Estos ojos que te vieron

infinita, como un cielo con alas

lenta, suave, agobiadora

como imaginaria matriz del mediodía.


Angustiado, en pos de algo

que no comprendo

pienso

cuál es la verdad

de tu visión

caminando hacia mi.


Destacada, en la multitud ausente

Caminas hermosa

vestida de claras telas 

que te enmarcan de flores al viento.


Y mis manos, de simple mortal

que intentan llegar

haciendo solo vano el gesto

infructuoso, de este hombre

que se enamora

de una mujer bella

caminando por la calle.





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.