Christian Iván

Te fuiste, sigo pensandote.

I

Te  filtras  a  través  de  las  lumbreras,

como  una  luz  suave, abrazas 

las  trémulas  canciones, cual  pálidos  tornasoles,

evocan  tus  tristes  llantos  que  caían  en  un  racimo  de  flores.

II

Oh, luna  herida, ¿porque  despides  lagrimas  tamizadas,

como  tendidas  en  tus  lóbregos  parpados  escampados?

Como  si  tu  boca  fuera  una  nítida  bujía, y  tus  endebles  hombros,

fueran  como  las  memorias  poéticas, oh  luna  marchita,

tus  suaves  perfumes  anochecidos  se  pierden  en  mi  poesía.

III

Acordes  veraniegos  hienden  tu  cuerpo  lunar,

y  la  noche  envolvía  tu  silencio  en  una  acariciante  oscuridad,

¿Por qué  vuelvo  otra  vez  a  ti, Oh  luna  marchita?

es  que  tu  mirada  trepida  e  inunda  mi  pupila.

IV

Yaces  ahí, pasiva, impresa  en  los  brazos  del  firmamento,

a  veces  aquí, escuchando  mis  palabras, susurrando  en  tu  cuello,

y  en  alguna  parte  estoy  extrañándote, y  en  la  luna  se  proyecta  tu  semblante,

¿porque  cada  noche  regreso  a  ti?  no  puedo  mentirte, es  que  sigo  pensándote.

Comentarios1

  • Darkness.cl

    Dulcemente romántico tu poema...
    Grato leerte...recibe mi abrazo.
    Nancy



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.