Lina María

EL QUE BUSCA ENCUENTRA



 

                                                                              

EL QUE BUSCA ENCUENTRA

 

Ahí estaba el, en medio de la nada mirando un camino que parecía infinito, estaba agotado y ya casi no recordaba por qué estaba allí, aguantando frío y hambre; en lugar de estar en la comodidad y calidez del hogar.  Recorrió largo trecho y perdía la esperanza de encontrarlo, era una simple criatura a la que amaba y se había perdido.  Del frio y el cansancio no podía ni llorar, pero sus piernas perdían fuerza y la noche lo alcanzó con el silencio abrumador del bosque, un silencio que no era silencio porque sabía que le rodeaba animales que lo perseguían.  Prendió fuego y en su interior oraba para que no durmiera, para que no apagara ese fuego y para que sus asechadores no lo devoraran.  Pensaba en su cachorro amado que podía estar muerto o lastimado y de repente el sueño lo venció, pero su espíritu de lucha lo salvó y sin sospecharlo llegó al lugar donde estaba el cachorro; el cual no estaba solo, estaba rodeado de lobos salvajes que lo protegieron toda la noche, dándole calor.  El comprendió que cuando se quiere algo, requerimos esfuerzo, convicción y seguir adelante a pesar de todo.

                                                                                  Lina María Palacio Pérez

Comentarios1

  • jaquemate

    reflexivo relato amiga Lina. Y digo yo... cómo hacer para aguantar tanto?? de donde sacar fuerzas para hacer respetar lo que uno siente y piensa?... un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.