Luis Alvarez

A N U N C I O

 

Para:

Alanna, en Caracas.

                                                                      *****

¿Quién podría detener 

el torrente de luz

que tú llevas por dentro,

Alanna mía?

 

Como el hada Harmonía

que cantaba a la vida,

construirás con tus pasos

la arquitectura temporal

del salsifí aldeano

de hojas envainadoras,

para cubrir lo puro

que no quieres mostrar.

 

Mas, tu camino es albo

como es alba tu alma.

Quien te aprehenda en sí

tendrá el hermoso don

de todo lo que ocultas,

de todo lo que amas.

 

Por eso hoy te anuncio,

con amor  no creído:

nadie habrá de parar

con sutil vaharada

tu torrente de luz

que alumbrará caminos,

para construir un mundo.

Y el despertar de un barco

surto en el amplio puerto

de toda una esperanza

te portará muy lejos

de distancias hogañas,

con sutil aderezo

que tú llevas por dentro

¡Alanna mía!

 

 

 

                                                                Roma, Primavera del año 2006.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.