angelprotocolo

SABIA CONVERSACION

SABIA CONVERSACIÓN

 

En ese día,

en que sea el último día

extenderé mis manos…

 

En mi vejes lo entenderé todo

mi saber no pedirá permiso,

en esa senitud que todo lo dificulta

te necesitaré …

 

En ese día, en que llegue el último día

atravesaré las puertas,

suspiraré …

 

Por encima de todas las cosas

pediré por ti, rezaré por ti,

te amaré y me amarás.

 

Estarás en la sala esperando

y yo no reclamaré tu presencia.

Este es un acto en soledad.

 

Moriré…

Y solo quedara entre los dos

una vela blanca cada 02 de noviembre.

 

Ángel Arveláez

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.