Sarah Esther Valenzuela Guerrero

Convéncete,... tú puedes

No puedes escapar
a lo que está hecho para ti.
No te escabullirás,
si ha de ser, será así.

 

Para bien o para mal
una lección has de aprender,
y deberás intentar
el mismo error no cometer.

 

Si otra ves te caes,
no te debes aislar.
La soledad no es buena
cuando te encuentras mal.

 

Aun mil veces caigas,
levántate otra vez
mírate al espejo y
repite una y otra vez:

 

"Yo sé que puedo,
soy buen@ de verdad"
convéncete a ti mismo
y todo conseguirás.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.