reflejo de vida

AMOR DE PELICULA

Nuestro romance fue de película
Nos enamoramos el uno del otro a primera vista
Con la voz al viento y la imaginación latente,
Sin tocarnos, nos sobraron caricias.



Tuvimos la chispa que pocas veces surge entre dos personas
La emoción, la ingenuidad y la ilusión de eternidad
Que solo se da cuando se ama de verdad
Y no importa si nos conocíamos o si cruzamos miradas.



Fue de aquellos, en lo que todo iba perfectamente rápido
Sin presiones, sin tiempos, sin límites ni espacios,
Con suspiros lentos, con brazos abiertos, sin abrazarnos, 
Y después de haber cruzado extensas tormentas la luz encontramos.



Era demasiado perfecto, y no se hicieron esperar las dificultades
Una detrás de otra, como si todo estuviera en nuestra contra,
Como si fuese pecado el estar juntos, juntas nuestras entidades,
Y en vez del cálido sol, la vida se convirtiese en penumbra.



La luz dejo de iluminar nuestros sueños, las fantasías irreales
Y sembró en uno de los dos la fatal semilla de la duda,
Las discusiones fueron absurdas y desgastantes,
En ti cambio el aura, la calidez y la dulzura



Las promesas se destrozaban bajo las realidades,
Y nuestra realidad se volvía menos alegre,
Se separaban nuestras miradas, nuestras verdades,
Y nuestro amor tan puro e ingenuo parecía desintegrarse.



Yo espere, que todo fuera parte de un trama de amor,
Que las cosas se solucionaran poco a poco,
Con tiempo y paciencia, y cuando me alcanzo las conciencia,
Mi faz, mi cuerpo y corazón se llenaron de terror
Fuimos fugaces, fuimos efímeros, fuimos cortometraje, 



Indefensos, vulnerables, y débiles ante las amenazas del amor.
Y aunque quise hacerme a la idea que al final todo sería mejor,
Decidiste renunciar, dejarme, escapar y ceder al temor.
Que causo tanta inseguridad, porque encontraste verdadero amor,



Me causo tanta frialdad, enojo e impotencia
Porque era lo correcto, porque no combatimos a la vida
Porque pudo más nuestra conciencia
Y dejamos que lo que nos quedó de tanto amor fuera a la deriva.



En mi ser espere, que fuera una película de amor,
De esas que inician mal y terminan en encuentros,
Esos finales Con besos, bodas y felicidad
Pero no encontré besos, ni boda, ni felicidad.



Termino como cualquier película de la vida real,
Con un “adiós”, con un “no pudo ser”, “te amo pero”
Con lo efímero y hermoso que es un amanecer
Y lo doloroso que puede ser el perder.



No deje de amarte, ni extrañarte, ni de pensar en ti,
“Fuiste la que menos duró y que más deseaba que durara” 
Y hoy mi película es aprender a vivir sin ti,
A la orilla del camino que pudo ser a tu lado, a la orilla de la nada.


F.J.M.Ac



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.