Oscar Perez

Mientras llora nuestro mundo

Mientras llora nuestro mundo

 

Como si a tu lado no murieran niños,

como si tú nunca dispararas odio,

como si no fueras tal de intransigente

que no has querido ver las injusticias de tu mano,

entonces, soñador, si estoy contigo,

si condeno también la muerte en Gaza,

coincido al mismo tiempo en recordarte

que en tanto haya egoísmo habrá tragedia,

que en tanto no te abraces como hermano

hasta con quien te expulsa de tu casa,

hasta con quien quemó tu vieja historia

y a tus padres también y a tus vecinos,

hasta que no perdones dentro tuyo

la rabia y el furor de tus dolores,

las ansias de venganza que has guardado

y el grito asolador de tus pupilas,

no puedes, no podrás parar la guerra,

no puedes, no podrás salvar a nadie,

es que va dentro tuyo la amenaza,

va en ti el fusil, la infamia, el inhumano

fragmento de misil que ayer estalla

matando simplemente a los que mueren.

Y no hago apología del que ataca,

y sí defiendo el duelo del más débil,

pero quiero decir que esto no acaba

si en nuestros corazones vive el fuego,

si hay odio inmemorial entre mil pueblos,

entre congéneres que no recuerdan

cuándo ni cómo ni por qué es que se enfrentaron,

si no recuerdan que es un mismo cielo

el que a todos nos alberga sobre el mundo

y que precisamente un solo mundo

es todo lo que aquí hay para abrazarlo.

No existe el porvenir manchado en sangre,

no existe la verdad envuelta en bombas,

la causa de la vida no es la muerte,

ni válido el blindarla de guerreros.

Me duele cada niño, cada hermano

caído en lo brutal del genocidio,

me duele porque no aprendemos nada

sino los rumbos del dolor y del encono,

no más iniquidad, amigos míos,

ni allá ni aquí, ni en nuestros corazones,

que salga ya el amor que nos legaron

y no el grito de saña en nuestros labios,

la paz no comenzó en el primer muerto,

pero sí acaba en cada gatillo que en su nombre oprimes.

En ti y en mi, y en cada lágrima vertida,

debe encontrar su mar, y tú, el velamen

que la traiga de vuelta mientras llora nuestro mundo.

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

04 08 14

Comentarios1

  • john morales arriola

    Exacto amigo poeta, debemos ser nosotros primero y dejar nuestros rencores, dejar de menospreciarnos; por raza, sexo, religión etc.
    Los conflictos sociopolíticos son la escoria de nuestro mundo, sin embargo revelemonos en altruismo por nuestros semejante.
    He aquí uno lazos con un usted poeta chileno.
    Saludos desde mi Perú para su nación Chile.

    • Oscar Perez

      Saludos, John, fraternos y cordiales saludos desde Chile a tu Perú.-



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.