santos castro checa

El retorno del ausente



El retorno del ausente

 He vuelto hoy y de repente, cualitativo, frágil y solo.
Mis llagas revelándose al viento han de platicar de trajina existencia.
Hoy es mi sangre esparcida ¡pobre sementera! sobre las piedras de un camino viejo,
vano argumento sin odios en la indeleble tinta de las huellas de un pasado, ya muerto.

¡Oh! promesa muerta, hostigarme hoy la cruda nostalgia, y soy hoy y voy,
como al faro de un lejano puerto
¡desdichado muerto entre la niebla...!

He vuelto hoy y de repente, cabizbajo, taciturno y más viejo
a celebrar con mi gente la victoria de un pasado,
que alzarse en la gloria ladeando la fatua desventura
de un ruin descalzo... que no ha de mencionar la historia.
He vuelto hoy y de repente con mi raído sombrero de ala ancha
que, inferir al viento lánguido lamento, en el crepúsculo,
en la plomiza tarde de los sauces inclinados,
en la tarde de julio ¡ay!...las fiestas patrias
¡de asombro enmudecidas...!


He vuelto hoy y de repente bajo un cielo decadente
¡Ea! me miran y sonríen, y ondean las banderas porque he vuelto.
Regresé con sandalias desgastadas por el tiempo... Y va Lucia:
una falda de algodón tejida por mamá, estampada prenda
por los viejos calendarios que recuerdan nuestra infancia;
me mira y también sonríe, y es intensa la mirada,
y yo pregunto ¿adónde va ella con presura, ilusionada y tan festiva?
La tarde me responde en silencio... y comprender apenas este espanto…

Yo he vuelto y tal vez he vuelto tarde...

Las banderas rojiblancas se han vuelto oscuras. Ya es de noche.
Me he quedado solo en la plaza con algún amigo.
Ya es muy tarde. José me cuenta sus desventuras.
Ya en el pueblo no es lo mismo.

 

29-07-14

Autor: Santos Castro Checa
Mallares – Perú

Derechos reservados

 

 




En memoria de un amigo que murió en fiestas patrias, celebración nacional y de mi pueblo, en un trágico accidente...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.