Juan Jose Lopez

querida señora

Quiero decirle de lamanera mas atenta austed señora y sin faltarle el respeto esto que ha pasado por mi pensamiento.

Cuenta usted con una silueta que dislumbra, poco pude ver de la imagen pues es tanta su belleza que irradia, Quede segado por un instante. No se si fue por la curvatura de sus caderas o lo bien torneado de su cintura ondules casi mistica de sus hombros, o ese par de hermosos brazos que terminan en las rosas que usted lleva por manos. No comprendo la complejidad de sus piernas una mezcla entre lujuria y delicadesa. Su espalda ese lugar magico por donde cae su ondulado cabello  y termina hasta la gloria. Que no daria yo por obtener la victoria de esa batalla entre el deceo y hacerle una caricia.. venceria mis miedos mas haya del texto. Y entre mis manos su suave linda y apasionada figura por siempre abrazaria.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.