Raul Gonzaga

Tuya la libertad

Quiero, tanto te quiero, tanto quiero de ti

Que por más que me des, más te quiero exigir;

Quiero que seas mía, quiero verte pedir

Que sea sólo tuyo, y tú sólo de mí;

 

Pero tanto yo quiero, tanto quiero alcanzar,

Que aunque logre tenerte, pediría aún más;

Y es que todo ya es nada, nada todo será,

Porque no serás mía, tuya es la libertad…

 

Comentarios1

  • Raul Gonzaga

    Que curiosa experiencia la del enamorado y joven posesivo, sueña con una mirada, con un beso, con una apasionada entrega, con muchos momentos de felicidad; pero si realmente quiere ser feliz, debe respetar la libertad del ser amado y tal vez los momentos se vuelvan algo más perenne...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.